Profe, por favor, ¡no me hagas pensar!


¿Se puede aprender sin pensar? O mejor dicho, ¿se puede aprender pensando menos? El artículo de hoy es muy especial para mí porque trata sobre uno de los libros que más me han ayudado a entender el mundo web y su usabilidad. Se trata concretamente del bestseller escrito por Stephen Krug y titulado No me hagas pensar: Una aproximación a la usabilidad en la web.

Seguro que te estarás preguntando qué pinta en un blog educativo un libro sobre usabilidad web o, mejor dicho, ¿qué diablos es la usabilidad web? Si eres un lector asiduo de este blog, sabrás que siempre me gusta establecer conexiones entre educación y otras disciplinas.

Y libros como el de Stephen Krug son una excelente oportunidad para abrir la mente hacia nuevos campos de conocimiento y siempre con la finalidad de trasladar al ámbito educativo aquello que realmente funciona en otras disciplinas. Porque hoy te enseñaré cómo se piensa sin pensar.

¿Quieres descubrir en qué consiste la usabilidad web? ¿Quieres que tus alumnos aprendan con el menor esfuerzo? ¿Quieres saber cómo se consigue aprender sin pensar? Si has leído hasta aquí, seguro que no te importará acompañarme hasta el final de esta entrada. Así que, sin más dilación, zarpamos…

pensar

Imagen extraída de Shutterstock

¿Qué es la usabilidad web? Sobre la importancia de no pensar.

Lo prometido es deuda. Para todos aquellos que no estéis familiarizados con el término usabilidad web os diré que se trata de una expresión que está presente en infinidad de páginas web por las que navegáis a diario.

La usabilidad web tiene como finalidad diseñar sitios web (todas aquellas páginas por las que navegas en busca de información) para que gente como tú y como yo podamos interactuar de la manera más fácil, cómoda e intuitiva posible.

La usabilidad web persigue en todo momento que el usuarios, es decir, las personas que navegan por páginas de internet encuentren con el mínimo esfuerzo aquello que buscan, es decir, encuentren lo que quieren sin apenas pensar, sin apenas entrar en conflicto, sin apenas dudar.

La usabilidad web estaría presente, por ejemplo, en:

  • Formularios de suscripción a un blog.
  • Botones de compra de un producto.
  • Enlaces a otras páginas.
  • Pestañas de distintas categorías o artículos.

Una página web es buena cuando es…

  • Útil: el usuario encuentra lo que desea.
  • De uso fácil: navegar por la página es muy sencillo y no requiere ningún conocimiento técnico.
  • Deseable: la página es atractiva para el usuario sin ser complicada.
  • Accesible: cualquier persona debe ser capaz de encontrar lo que quiere independientemente de su grado de conocimiento.
  • Creíble: el usuario experimenta un alto grado de confianza.
  • Valiosa: la información que se obtiene es lo suficientemente valiosa como para seguir navegando por otras páginas del mismo sitio o para volver en otra ocasión.

Usabilidad web y educación. ¿Qué piensas que piensan tus alumnos?

¿Te has preguntado alguna vez qué piensan tus alumnos cuando están frente a un libro de texto, frente a un esquema de una pizarra, frente a unos apuntes o leyendo el enunciado de un problema matemático?

Reflexionar sobre esta pregunta es la razón de este artículo y la usabilidad web creo que tiene mucho que aportar en este sentido.

En el libro de Stephen Krug No me hagas pensar: Una aproximación a la usabilidad en la web insiste en algo que me parece fundamental:

La información de una página web (por qué no de un libro de texto o de unos apuntes o de un esquema) debe ser clara, obvia y de fácil comprensión, es decir, tanto los usuarios de una web como tus alumnos no deben dudar porque las dudas ante una información mal planteada provocan tanto en el usuario como en tus alumnos una distracción de la tarea que están llevando a cabo.

¿Qué suelen provocar las distracciones continuas? En una página web el abandono y en tus alumnos una pérdida de atención, concentración y comprensión.

Estudiar es pensar. ¿Cómo estudian tus alumnos?

Como usuario web Stephen Krung insiste en afirmar que cuando navegas por una página web no lees, sino que escaneas el contenido. Seguro que con esta entrada también estarás escaneando la información. Pero, ¿sabes por qué? Muy fácil. La gente escanea porque

tiene prisa en encontrar lo que busca

Cuando tus alumnos se preparan para una prueba o examen, no sabes de qué manera preparan ese examen. Seguro que cuando están frente a sus apuntes tienen prisa por aprenderse la información y acabar cuando antes de estudiar.

De ahí que sea tan importante facilitar esa labor como docentes. Para mí no sabe más el que estudia más, sino el que estudia mejor, el que sabe discriminar lo pertinente de lo superficial, el que sabe estudiar escaneando, el que aprende a estudiar sin pensar qué se tiene que estudiar o no.

Fíjate ahora en estas dos páginas de un libro de texto de 1º de la ESO (12-13 años) de Lengua Castellana y Literatura:

pensar

Libro de Lengua Castellana y Literatura de la editorial Oxford ©

Se trata de dos páginas que podrían pertenecer a cualquier libro de texto. Son páginas que contienen contenidos y procedimientos.

Como docente no tienes problema en discriminar la información de la página. De hecho, la podrías dividir fácilmente de la siguiente manera:

pensar

  • Recuadro verde: preliminares antes de abordar el contenido.
  • Recuadros rojos: contenidos propiamente dichos.
  • Recuadros azules: procedimientos o actividades de refuerzo de los contenidos.

Así es como lo ves tú como docente o como lo ve el equipo que ha diseñado el libro. Pero la manera con que ves tú la página no es importante. La cuestión es

¿cómo ven mis alumnos las páginas del libro de texto?

O incluso más importante

¿cómo deberían verla si tuvieran que estudiar de esta página para un examen?

Un alumno de 12-13 años podría plantearse algo así:

pensar

 Libro de Lengua Castellana y Literatura de la editorial Oxford ©

  • Recuadro amarillo: La página empieza con una referencia a una lectura previa. Por tanto, después de haber leído el fragmento, el alumno se pregunta: ¿debo leerme o estudiar la lectura previa?
  • Recuadros rojos: Se trata de una definición. Seguro que es importante porque aparece destacado en un fondo azul. Tendré que estudiármelo porque seguro que entra para el examen. Pero, ¿es suficiente con que me estudie los dos cuadros? ¿Qué más debería estudiar para aprobar?
  • Recuadros verdes: Seguro que es importante porque aparecen palabras en negrita. Me lo puedo estudiar, pero no lo puedo memorizar porque es demasiado largo. Pregunta: si sólo me aprendo las palabras en negrita, ¿me bastará para entender los párrafos y aprobar el examen?
  • Interrogantes rojos: Preguntas: ¿Qué es esto de Antes de empezar…? ¿Es algo importante? ¿Tengo que leerme los textos de las actividades otra vez? ¿Entrarán actividades en el examen? ¿Tengo que aprenderme las preguntas?

Algunas conclusiones:

¿Te has dado cuenta de la cantidad de veces que tu alumno ha entrado en conflicto?

¿Te has dado cuenta de la cantidad de ruido que tiene esta página para un adolescente que prepara un examen?

¿Te has fijado en la cantidad de distracciones que aparecen en las dos páginas para un alumno que debe estudiar para una prueba o examen?

Stephen Krug, al respecto de estas preguntas me ha enseñado que tanto los usuarios como los alumnos no eligen siempre la opción más lógica, es decir, la que tú crees que elegirían para preparar un examen, sino la primera que se les pasa por la cabeza. Y, ¿por qué? Pues como he dicho anteriormente, porque tienen prisa por acabar.

Por tanto, para un alumno estudiar de esta página resulta ineficaz y existe el peligro de que acabe por abandonar porque no sabe, no conoce, si me permitís la expresión, su correcto funcionamiento, su correcta usabilidad.

¿Qué hace entonces el alumno ante estas dos páginas?

Stephen Krug da una respuesta verdaderamente brillante: el usuario, al igual que el alumno, le da igual entender cómo funcionan las páginas a la hora de preparar un examen. ¿Qué hace entonces el usuario y el alumno?

se las arreglan como pueden

Porque arreglárselas como uno puede en unas ocasiones funciona. Y, si no funciona siempre, habrá otro examen o prueba que realizar.

¿Cuál sería el error que comente para mí el libro de texto?

A partir de la lectura del libro de Stephen Krug, el error que se comete es pensar que el alumno lee, pero en lugar de leer lo que hace la mayoría de las veces es escanear. Entonces,

¿cómo se podría mejorar la usabilidad del libro de texto?

Una de las soluciones sería mediante lo que Stephen Krug denomina la jerarquización, es decir, organizar los contenidos por prioridades:

Las tres características de una buena jerarquía podrían ser:

  • Lo más importante es lo más destacado:
    • ¿Se podrían mejorar los elementos tipográficos de las dos páginas?
  • La lógica visual (imagen-contenido):
    • ¿Por qué las imágenes de las dos páginas no ayudan a entender el contenido, sino los textos?
  • División en bloques que se puedan discriminar fácilmente con sólo echar una hojeada:
    • Las dos páginas no discriminan claramente entre el contenido y los procedimientos. La segunda página tiene una línea que corta el texto de la actividad con las cuestiones de las actividades. 

A partir de aquí, de lo que se trata es de proponerte qué quieres que piensen tus alumnos, qué puedes hacer con una información para que tus alumnos entren en el menor número de veces en conflicto.

Una solución que llevo a la práctica desde hace varios cursos es el denominado esquema de cajas que consiste en discriminar el contenido del procedimiento para que el alumno no entre en conflicto a la hora de estudiar.

Por ejemplo, de las dos páginas que te he puesto como ejemplo, mis alumnos tienen la siguiente hoja para estudiar:

pensar

Ejemplo de esquema de cajas con el que trabajan mis alumnos

Lo que hago en clase es trabajar con el libro de texto y extraer con mis alumnos el contenido más importante. Para ello les facilito este esquema en blanco que vamos completando entre todos en el aula.

Si te fijas en este esquema, de alguna manera cumple con los requisitos de la usabilidad web porque se elimina lo que se podría denominar ruido:

  • Imágenes no pertinentes
  • Procedimientos (actividades)
  • Informaciones laterales (Antes de empezar…)

Lo que se consigue con este tipo de esquema es que el alumno tenga claro en todo momento qué debe estudiar, qué es lo realmente pertinente. En este esquema no hay conflicto y está delimitado o, como diría Stephen Krung, está jerarquizado.

Este es tan sólo un ejemplo de lo que se podría entender por usabilidad web aplicada a la educación.

Piensa ahora en las posibilidades que podría tener esa usabilidad web en tu asignatura y en tu forma de enseñar.

Pensar para no pensar. A modo de conclusión.

Pensar para no pensar. Conseguir que tus alumnos eviten entrar en conflicto a la hora de enfrentarse a una prueba, procedimiento o tarea es algo que como docente merece y mucho tener en cuenta. Porque como me gusta decir a mí, menos es más.

De ahí que te invite a ayudar a tus alumnos a discriminar o enseñarles a discriminar el ruido que envuelve en muchas ocasiones la información que das a tus alumnos, las palabras innecesarias, la imágenes no pertinentes.

La sociedad de la información, la sociedad de la infoxicación es una sociedad que cada día dispone de menos tiempo, es una sociedad que dispone de menos tiempo para leer. Y eso hace que la información debe evitar en todo lo posible la ambigüedad.

Ojalá que este artículo, que seguro que habrás escaneado, te haya servido para reflexionar sobre cómo crees que piensan tus alumnos al igual que los diseñadores web creen que piensas tú cuando entras en una página web.

Quiero pensar que vale la pena coger lo mejor de esa usabilidad web y llevarla a las aulas para que tus alumnos sólo tengan que pensar en lo que es realmente importante:

APRENDER

Libro recomendadoNo me hagas pensar: Una aproximación a la usabilidad en la web, de Stephen Krug.

Fuente: Justifica tu respuesta

Comentarios de Facebook

¿Cuál es tu reacción?

Cry Cry
0
Cry
Cute Cute
0
Cute
Damn Damn
0
Damn
Dislike Dislike
0
Dislike
Like Like
0
Like
Lol Lol
0
Lol
Love Love
0
Love
Win Win
0
Win
WTF WTF
0
WTF

Profe, por favor, ¡no me hagas pensar!

Entrar

Identificate para poder publicar

reset password

Regresar
Entrar
Elegir un formato
Examen de personalidad
Serie de preguntas que intenta revelar algo sobre la personalidad
Trivia
Serie de preguntas con respuestas correctas e incorrectas que intentan verificar el conocimiento
Encuesta
Votar para tomar decisiones o determinar opiniones
Historia
Texto formateado con objetos insertados y visuales
Lista
Las clásicas Listicles de internet
Abrir lista
Abrir lista
Lista clasificada
Lista clasificada
Meme
Cargue sus propias imágenes para crear memes personalizados
Video
Youtube, Vimeo or Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embebidos
Imagen
Foto o GIF
Gif
Formato de Gif

Send this to a friend