Cómo utilizar movimiento en el aula (sin interrumpir la clase)


¿Recuerdas la última vez que te sentaste en el trabajo o tuviste reuniones durante todo el día?. Probablemente, al levantarte por la mañana y pensar en la cantidad de tiempo que ibas a estar sentado o a escuchar a los demás hablar, levantándote exclusivamente para ir al baño o para ir a comer, puede que te provocase cierta incomodidad.

Si bien no nos gusta que esto suceda, aun cuando sea de vez en cuando, sometemos a nuestros estudiantes a ello a diario. ¡En lugar de esto, por qué no se levantan y se mueven!

Por qué el movimiento en el aula funciona

Hay muchas investigaciones que analizan los efectos beneficiosos del movimiento dentro del aula. De hecho, John Ratey, autor de la Guía de Usuarios del Cerebro (User’s Guide to the Brain), así como el artículo de Edutopia “Move Your Body, Grow Your Brain” de Donna Wilson, enumeran algunos de los muchos beneficios del movimiento. Estos incluyen: “aumento de oxígeno en el cerebro, alteraciones de los neurotransmisores y cambios estructurales en el sistema nervioso central”.Todos ellos contribuyen a un mejor desempeño de la  memoria, la atenciónn, así como de la actitud en el aula.

En un estudio publicado la Escuela de Educación John Hopkins, Anne Gilbert Green analizó a 250 niños de educación primaria y les enseñó la asignatura de Lengua a través de movimientos y métodos cinestésicos durante 20 semanas. Después de ese tiempo, los estudiantes que participaron en dicha experiencia, obtuvieron un puntaje de un 13% más alto en las pruebas curriculares de su zona, mientras que la media del distrito cayó un 2%.

Si bien la mayoría estamos acostumbrados a estar sentados durante varias horas al día, en realidad es una práctica relativamente nueva. Durante los miles de años que los humanos han existido, solo las últimas generaciones han utilizado sillas. Según Eric Jensen, en su artículo Moving with the Brain in Mind, estar sentados en sillas durante un tiempo prolongado puede llevar a una “mala respiración, una columna vertebral y los nervios de la parte baja de la espalda en tensión, así como mala visión y fatiga general”. De hecho, también señala: “Sentarse en una silla por más de un corto intervalo (10 minutos) es probable que tenga efectos negativos sobre el ser físico y mental, reduciendo la conciencia física y emocional”.

¿Cómo esperar que los estudiantes rindan bien cuando pasan la mayor parte de un día de 7 horas sentados en sus asientos?

El problema radica en el hecho de que cada vez se incorpora en el currículum, más contenidos en un período de tiempo más corto. Parece que no hay suficiente tiempo en el día para enseñar lo que se espera, y mucho menos para incorporar interrupciones. La buena noticia es que hay una manera de introducir el movimiento de manera auténtica en el aula sin interrumpir las lecciones. De hecho, una vez que se introducen estas técnicas, puede que te encuentres moviéndote por el material de manera más rápida y más eficiente que nunca.

¡Preparados, listos, … ESPERA, UN MOMENTO!

Antes de introducir el movimiento en el aula, hay que trabajar un poco previamente para preparar a los alumnos. De lo contrario, pasarás la mayor parte de la clase tratando de recuperar la atención de los alumnos.

Seis pasos a seguir antes de involucrar a los estudiantes en movimiento.

  • Encuentra una forma de recuperar el control. Es mejor tener una forma consensuada con ellos para volver a la tarea si de pronto el aula se vuelve demasiado ruidosa. Está bien tener un momento de distensión, pero deberías poder controlarlos rápidamente. Esto puede ser una simple palmada o una mano levantada.
  • Repasar las reglas. Es importante explicar las reglas de movimiento antes de comenzar. Una vez que los estudiantes se levantan y se mueven, es demasiado tarde.
  • Repasar el procedimiento. Más allá de repasar lo que se espera, los estudiantes necesitan saber todo el proceso antes de comenzar. Esto minimizará el nerviosismo en los estudiantes. También les da un objetivo para trabajar durante todo el ejercicio.
  • Anticipar los malentendidos y resolverlos. Antes de comenzar, trata de explicar el ejercicio a otra maestra, a un amigo o a un colega. Esto te dará una idea más centrada de todo lo que podría faltar en tu explicación. La falta de información puede ser confusa para los estudiantes y la comprensión total es crucial para que esta actividad funcione.
  • Estar preparado para modelar el movimiento con los estudiantes. A veces necesitan un pequeño empujón antes de estar listos para empezar. Esto generalmente significa modelar la lección o pasarla con ellos, ¡prepárense!
  • Diferenciar la tarea para estudiantes con limitaciones de movilidad. ¡Esto es necesario recordarlo, a veces se pasa por alto!

Movimiento en el aula

Entonces, ahora que estás convencido, ¿cómo se aplican este tipo de actividades de una manera real?. Bueno, para empezar, la utilización del movimiento debería ser más fluida dentro del currículum, no algo que se aplica en lecciones especiales.  Para ayudar con eso, a continuación se presentan algunas sugerencias:

1. Primeros pasos:

  • Corre, empareja y comparte. En lugar de la estrategia utilizada en aprendizaje cooperativo llamada Piensa, empareja y comparte (Think, pair, share). En esta estrategia se plantea un problema por parte del profesor, a continuación, los estudiantes tienen que pensar sobre ello individualmente, después trabajar en parejas para resolver el problema o la pregunta planteada y por último compartir sus ideas con toda la clase. En la variación Corre, empareja y comparte, el profesor plantea una pregunta, un problema o un desafío y a continuación los estudiantes tienen que moverse, trotar o correr en el aula, después trabajar en parejas para resolver el problema o la pregunta planteada y por último compartir sus ideas con toda la clase.
  • Resumiendo con una cuerda. Haga que los estudiantes envuelvan una cuerda alrededor de su dedo mientras hacen un resumen de lo aprendido, una vez que la cuerda esta envuelta, su turno ha terminado
  • Bola de nieve. Haga que los estudiantes escriban preguntas en un pedazo de papel, lo arruguen y lo tiren en el centro de la habitación. Luego todos se levantan y toman cada uno un papel con una pregunta para responder.

2. “He intentado usar el movimiento antes pero …”

  • Tu tiempo. Puedes dar a los alumnos los primeros 5 minutos de clase para hacer lo que quieran. ¿Cuál es la clave? Deben moverse!.
  • Encuéntrame si puedes. Haga que cada alumno tome un trozo de papel, cada uno contiene o bien una definición o bien un término de vocabulario. Después, deben caminar por la clase para encontrar su coincidencia (esto también funciona con poemas, resúmenes de libros, fechas, problemas matemáticos, etc.).
  • Galería para caminar (Gallery walk). Primero coloca cuatro pedazos de papel en las cuatro esquinas del aula con los contenidos curriculares para trabajar (desafío, pregunta, etc.). Cada esquina constituirá una estación o parada. Se pueden utilizar imágenes, documentos, problemas o citas. En segundo lugar los estudiantes deben formar grupos (se 3 a 5 miembros). En tercer lugar, cada grupo debe pasar de 3 a 5 minutos en cada estación o parada. Cada grupo leerá y discutirá las respuestas de los grupos anteriores y añadirá su propio contenido. Luego se moverán hasta la siguiente estación. En cuarto lugar, el profesor monitorea la actividad y resuelve las dudas que se planteen. Por último, se ponen en común las principales conclusiones con toda la clase.

3. “Hago movimientos en el aula todo el tiempo y necesito algunas ideas nuevas …”

  • ¡Acción!. Haga que los estudiantes representen conceptos difíciles o complejos en grupos.
  • ¡Desafío del maniquí! (Mannequin challenge). Crear cuadros para mostrar una comprensión profunda de conceptos complejos o preguntas sobre la literatura.
  • Lanza preguntas!.  Pasa una pelota en lugar de levantar la mano para responder a las preguntas.
  • ¡Talleres!. Configura el aula  en varias “estaciones” que para visitarlas los estudiantes deben levantarse y moverse por el aula.

Estas son algunas estrategias de movimiento que he visto que funcionan bien en aulas de educación primaria. Uno de los mejores aspectos de esta profesión es el intercambio de ideas y actividades, por lo que si tienes alguna estrategia para fomentar el movimiento en el aula, déjela en los comentarios que aparecen a continuación.

Shelly Blancq  ha sido profesora de ciencias de primer ciclo de educación secundaria en el Colegio Williston Central. Es Graduada en Teatro Musical por la Universidad de Memphis y tiene un Máster en Educación por la Universidad de Vermont. Esta interesante entrada sobre el uso del movimiento en el aula, fue elaborada originalmente para el blog The Tarrant Institute for Innovative Education bajo el titulo Moving in the middle. Getting up and shaking it off works for middle grades students.

Fuente: Eduforics

Comentarios de Facebook

¿Cuál es tu reacción?

Cry Cry
0
Cry
Cute Cute
0
Cute
Damn Damn
0
Damn
Dislike Dislike
0
Dislike
Like Like
1
Like
Lol Lol
0
Lol
Love Love
0
Love
Win Win
0
Win
WTF WTF
0
WTF

Cómo utilizar movimiento en el aula (sin interrumpir la clase)

Entrar

Identificate para poder publicar

reset password

Regresar
Entrar
Elegir un formato
Examen de personalidad
Serie de preguntas que intenta revelar algo sobre la personalidad
Trivia
Serie de preguntas con respuestas correctas e incorrectas que intentan verificar el conocimiento
Encuesta
Votar para tomar decisiones o determinar opiniones
Historia
Texto formateado con objetos insertados y visuales
Lista
Las clásicas Listicles de internet
Abrir lista
Abrir lista
Lista clasificada
Lista clasificada
Meme
Cargue sus propias imágenes para crear memes personalizados
Video
Youtube, Vimeo or Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embebidos
Imagen
Foto o GIF
Gif
Formato de Gif

Send this to a friend